6 enfermedades que causan la caída de cabello

Tiempo de Lectura: 4 minutos

La caída de cabello es un padecimiento muy común sobre todo en hombres (y también en mujeres). Aunque normalmente no significa una condición de salud grave, la pérdida de pelo siempre representa una situación preocupante que puede desencadenar problemas psicológicos, de autoestima y estéticos. En algunas ocasiones, sin embargo, la pérdida de pelo sí puede ser un síntoma de enfermedades graves, por lo que es necesario siempre poner atención cuando el cabello se nos cae de forma acelerada. Te contamos sobre las 6 enfermedades que causan la caída de cabello.

Alopecia androgenética

La alopecia androgenética, o calvicie, es la enfermedad más común que provoca la caída de pelo. La alopecia androgenética causa el adelgazamiento del cabello del cuero cabelludo, además de que reduce el volumen del cabello. Asimismo, de forma progresiva, disminuye la producción de pigmento haciendo que el área afectada parezca calva mucho antes de que se haya perdido en realidad todo el cabello. Aunque no es un padecimiento peligroso, la pérdida de cabello puede ocasionar enfermedades psicológicas como ansiedad y depresión, entre otras (leer aquí sobre los efectos psicológicos de la alopecia).

¿Sufres de alopecia androgenética (calvicie)? Te podemos ayudar

Alopecia areata

Mucho menos común que la alopecia androgenética, la alopecia areata es una enfermedad de carácter autoinmune la cual provoca que las defensas del organismo ataquen a los folículos pilosos. Así, luego de que los glóbulos blancos atacan a los folículos, causan la interrupción del crecimiento del cabello y del desarrollo de nuevos folículos. La alopecia areata puede ocasionar la pérdida de pelo de algunas zonas de la cabeza (Alopecia areata), de todo el pelo del cuero cabelludo (Alopecia total) o de todo el pelo del cuerpo (Alopecia universal). Afecta a entre 1% y 2% de la población mundial, de cualquier edad y género.

¿Sufres de alopecia areata? Te podemos ayudar

Tiña

La tiña de la cabeza (tinea capitis) es una infección causada por hongos del cuero cabelludo y su principal síntoma es la caída del cabello. Generalmente, se presenta como zonas calvas descamadas que causan comezón intensa, y puede provocar cambios de coloración.  Esta enfermedad también puede debilitar el cabello, por lo que la caída es más copiosa. Es una infección altamente contagiosa.

Lupus

Al igual que la alopecia areata, el lupus es una enfermedad autoinmune. Afecta a muchos órganos y sistemas del cuerpo. Entre sus síntomas principales está la caída del cabello, además de dolores de cabeza y articulaciones, fatiga, anemia y coagulación sanguínea. Este padecimiento afecta, especialmente, a menores de edad. La caída de pelo es la consecuencia de la inflamación de la piel y el cuero cabelludo, y puede aparecer como parches calvos. Además, también puede provocar la caída de vello facial, cejas y pestañas.

Anemia ferropénica

La caída abundante de cabello, sobre todo al lavarlo o peinarlo, es, junto a la fatiga, uno de los principales síntomas de la anemia ferropénica, causada por falta de hierro en la dieta, por pérdida de sangre abundante o durante el embarazo. La caída de pelo es, por lo general, temporal, ya que una vez que se inicia el tratamiento basado en la ingesta de hierro, el cabello vuelve a crecer.

Diabetes mellitus 1 y 2

La pérdida frecuente de cabello es considerado uno de los primeros síntomas de la diabetes mellitus. La caída del pelo puede presentarse en todo el cuerpo, no solo en el cuero cabelludo. Las principales razones por las cuales se pierde pelo con esta enfermedad son: a) la diabetes causa mala circulación sanguínea, situación que afecta el funcionamiento normal de los folículos pilosos; b) las personas diabéticas son más propensas a desarrollar enfermedades de la piel, entre ellas la calvicie.