COVID-19: ¿pérdida de cabello por estrés o calvicie?

Tiempo de Lectura: 2 minutos

A varios meses de que inició la pandemia de COVID-19, y conforme se ha ampliado el confinamiento y el distanciamiento social, también han aumentado en México y el mundo la ansiedad y el estrés, entre otros problemas de salud mental. Esta situación también ha ocasionado que muchos hombres y mujeres pierdan cabello de forma acelerada. ¿La pérdida de cabello es por estrés o porque la calvicie ha aumentado?

Antes que nada: no te alarmes. De acuerdo con los especialistas, el confinamiento y la pandemia han causado que las personas desarrollen emociones negativas como angustia, ansiedad, tristeza, depresión e, incluso, enojo, las cuales podrían llevarnos a un estado de estrés agudo, en el corto plazo, y de estrés crónico, a mediano plazo. Estas circunstancias podrían también provocar alteraciones en la alimentación y el sueño, así como acelerar la caída del cabello.

Como normal general, alrededor de entre 85 y 90% de los pelos de nuestra cabeza están creciendo activamente, mientras que el resto está en una “fase de reposo” durante tres o cuatro meses, antes de ser expulsados ​​por los nuevos pelos que crecen. Durante eventos o situaciones muy estresantes, como alguna enfermedad, un embarazo o, por supuesto, el estrés causado por estar en medio de una pandemia, es posible que un porcentaje mayor de cabellos entre en “fase de reposo” como consecuencia de la angustia y el estrés.

Por este motivo, es posible que hayas notado una caída mayor del cabello recientemente. Si bien en la mayoría de los casos podría tratarse de un problema temporal por las circunstancias actuales, no debe descartarse que la pérdida acelerada de cabello sea por el aumento de la calvicie o alopecia, por lo que es muy recomendable agendar una Consulta de Valoración para poder determinar las causas exactas y, si fuera el caso, conocer la solución permanente que ofrece un microinjerto de cabello.

Cualquiera que sea la causa de la pérdida de cabello, te recomendamos por el momento que, si no lo has hecho, establezcas una rutina durante la cuarentena que incluya horarios para despertar y dormir, para las comidas, para los quehaceres del hogar, para ejercitarte y para actividades recreativas o de entretenimiento. También te sugerimos cuidar mucho tu dieta, sobre todo con alimentos benéficos para tu salud y tu cabello.