Fumar puede causar alopecia prematura

Para muchas personas, dejar de fumar es simplemente imposible, a pesar del riesgo de contraer varios tipos de cáncer o alguna enfermedad respiratoria o cardiovascular. En esta entrega te damos una razón más para abandonar en definitiva el cigarrillo: el tabaquismo puede causar alopecia prematura.

Fumar puede destruir los folículos capilares, su ADN, interferir con la forma en que circula la sangre y las hormonas en el cuero cabelludo, así como aumentar la producción de estrógenos, de acuerdo con una investigación realizada hace más de una década por los doctores Lin-Hui Su y Tony Hsiu-Hsi Chen, de Taiwán.

Los médicos estudiaron a un grupo de 740 hombres en Taiwán, de entre 40 y 91 años de edad, y concluyeron que a mayor consumo de tabaco, mayores son las probabilidades de perder el cabello de forma prematura, lo cual resulta significativo, pues los hombres asiáticos generalmente tienen bajas tasas de calvicie hereditaria (ver esta nota).

En otro estudio previo, publicado en British Medical Journal, los autores encontraron un vínculo “significativo” y “consistente” entre fumar y el envejecimiento prematuro. Atribuyeron los resultados negativos del cigarrillo para la salud capilar a las toxinas presentes en el humo, las cuales —consideraron— pueden dañar los folículos capilares y las hormonas. En su estudio, evaluaron a más de 600 hombres y mujeres, la mitad de ellos fumadores.