Sobre la calvicie infantil

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Es menos frecuente, pero la calvicie infantil sí existe. Las buenas noticias son que, por lo general, con un diagnóstico apropiado, en la mayoría de los casos la pérdida de cabello en menores de edad tiene remedio. Conoce los detalles de la calvicie infantil. Por lo general, la caída de cabello en niños y niñas está ligada a factores congénitos y/o a comportamientos adquiridos y, en cualquier caso, puede representar un problema emocional grave para niñas y niños. La caída de cabello es normal; el problema de alopecia puede presentarse cuando la pérdida es mayor a la renovación del crecimiento del pelo. En el caso de que no haya ningún tipo de renovación del pelo es cuando se habla de alopecia.

Entre las causas más comunes de la alopecia infantil están los siguientes:

Alopecia areata:

Suele aparecer en la infancia o durante la adolescencia. La caída del cabello se manifiesta en características zonas calvas circulares en el cuero cabelludo, aunque también puede afectar al pelo de cejas, pestañas y del resto del cuerpo.

Leer más sobre Alopecia areata

Tricotilomanía:

Trastorno que surge por el hábito recurrente de jalarse, torcerse o quitarse el cabello y/o vello corporal. Este comportamiento puede incluir arrancarse el pelo del cuero cabelludo o las cejas, así como el vello de otras partes del cuerpo.

Efluvio telógeno:

Afección que ocasionada una pérdida de cabello acelerada en el menor. Es causada por estrés repentino o severo, así como por el uso de ciertos medicamentos que pudieran afectar el ciclo normal de crecimiento del cabello. Se trata de un padecimiento temporal durante el cual los folículos pilosos dejan de crecer y entran en una fase de reposo (llamada fase telógena). No existe tratamiento para el efluvio telógeno, pero, normalmente, una vez que termina el evento estresante, el crecimiento completo del cabello generalmente se regenera en un lapso de seis a 12 meses.

Alopecia por tracción

Fenómeno que describe la costumbre de usar peinados que pueden estirar y tensionar el pelo como cola de caballo, trenzas y/o extensiones capilares, que eventualmente terminan afectando al folículo piloso.

Tiña capilar:

La tiña capilar (Tinea capitis)​ es el término médico para describir una infección superficial causada por la presencia de hongos en el cuero cabelludo, que causan la caída del cabello en niños y niñas. Es muy contagioso y se puede transmitir por el uso compartido de peines u otros accesorios capilares.