Sobre los efectos psicológicos de la alopecia

Sobre los efectos psicológicos de la alopecia

La alopecia se ha entendido tradicionalmente como la mera caída del cabello. Sin embargo, existen muchos otros factores que afectan a hombres y mujeres cuando el pelo escasea. Es por este motivo que nos dimos a la tarea de abordar los efectos psicológicos relacionados a la caída del cabello, la cual causa, en la mayoría de los casos, un profundo sufrimiento emocional y puede derivar en problemas personales, sociales y profesionales.

De acuerdo con los investigadores británicos Nigel Hunt y Sue McHale, la alopecia puede causar depresión, ansiedad y fobia social. Sin embargo, como estos padecimientos psicológicos son muy comunes, difícilmente se ligan con alopecia, por lo que los autores recomiendan que se realice más investigación al respecto.

Asimismo, otros autores sugieren que aquellas personas que sufren eventos estresantes aumentan las posibilidades de sufrir algún tipo de alopecia, y quienes experimentan episodios de alto estrés tienen 11 veces más posibilidades de que se les caiga el cabello, en comparación con aquellas personas que no viven ese tipo de episodios.

Por otra parte, algunos estudios revelan que las personas que sufren alopecia muestran una constante sensación de pérdida, por lo que equiparan a esta condición médica con un proceso de duelo. Así, las personas que han sufrido la pérdida de su cabello tendrían mayor riesgo de desarrollar episodios depresivos, ansiedad y paranoia.

La alopecia es considerada por algunos investigadores como un desorden desfigurativo, ya que afecta la apariencia física de una persona. Debido a que tanto el cabello como cejas y pestañas ayudan a definir la cara de una persona, al caerse el pelo se ve afectada la imagen de dicha persona y, por lo tanto, también su autoestima e identidad.