Cómo distinguir un mal implante de cabello

Tiempo de Lectura: 3 minutos

En semanas recientes platicamos sobre el gran riesgo que asume una persona al hacerse un microinjerto de cabello en una clínica patito de bajo costo. El peligro, comentábamos en esa ocasión, no es únicamente con respecto al resultado del implante capilar, sino también para la salud del paciente. Esa vez nos centramos más en las clínicas patito y cómo distinguirlas de una clínica profesional y seria. Ahora nos gustaría enfocarnos en cómo distinguir un mal implante de cabello.

Delineado deficiente

Un microinjerto mal realizado puede ser distinguido por un trazado deficiente o inapropiado de la línea de cabello, es decir, el margen en la frente donde comienza a crecer el pelo en la cabeza. Esta situación se da, sobre todo, cuando la persona que realiza el procedimiento no tiene la capacitación ni la experiencia para hacer un microinjerto de cabello.  La falta de precisión al delinear la línea de cabello puede dar como resultado una apariencia poco natural o extraña.

Poca densidad

Darle mayor densidad al cabello es uno de los objetivos primordiales de un microinjerto. Aunque es cierto que difícilmente se logrará la misma densidad que el paciente tenía antes de perder el cabello y que los resultados varían de acuerdo con cada persona, un injerto profesional y bien realizado creará una ilusión de densidad o apariencia de plenitud con una cantidad menor de cabello. Por el contrario, un microinjerto mal realizado no logrará esta ilusión de densidad.

Transplante mal realizado con aparencia de pelo de muñeca

Pelos de muñeca

Si tu cabello implantado parece el de una muñeca de juguete, entonces es una señal indistinguible de que el implante de cabello lo realizaron con un aparatos obsoletos y tecnología vieja. Los métodos antiguos de restauración del cabello usaban agujas mucho más grandes que injertaban mechones de cabello, contrario a la Técnica Eikona FUE, que injerta cabello por cabello. Esto daba como resultado un aspecto burdo similar al pelo de muñeca, dando mucha densidad a los mechones injertados, pero poca o nula en las áreas circundantes.

Cicatrices permanentes

Uno de los rasgos más notorios de un microinjerto mal realizado son las cicatrices permanentes tanto en la zona donante como en la receptora. Las cicatrices permanentes y de gran tamaño están más vinculada a otros métodos diferentes a la Técnica FUE, la cual no deja cicatrices debido a que se realiza el procedimiento con microinstrumentos tanto para la extracción como para el implante.